Miércoles, 13 Abril 2016 16:09
NACIONALES

Otro histórico discurso de Cristina "Me pueden meter presa, pero nunca me van a callar"



La ex presidenta de la Nación brindó un emocionante discurso, donde comparó su citación con anteriores ex mandatarios avasallados por el Poder Judicial. Habló de la falta de libertad, de los ajustes, de la devaluación, de formar un "gran Frente Ciudadano", y concluyó: "No les tengo miedo, ya he sido honrada con el voto de ustedes".




Al grito de "Vamos a volver" Cristina se subió al escenario apostado en las puertas de los Tribunales de Comodoro Py, para hablarles a las más de 300 mil personas que colmaron las inmediaciones del edificio. Como siempre, dio un discurso cargado de argumentos, basado en procesos históricos y habló de los temas fuertes de la actualidad.

"No vean este hecho como un ataque a mi persona", aclaró la ex mandataria, sabiendo el cariño popular con el que cuenta. Pero, como siempre, argumentó: "No es el primer caso. El primer perseguido fue Yrigoyen, cuando lo derrocaron y le imputaron hechos de corrupción a granel, hasta que lo metieron preso en la isla Martín García".

Una frase impactó mucho: "Los que cambian la historia no son los dirigentes, son los pueblos", y se trasladó como era de esperarse a Perón y Evita, a quienes tomó como claro ejemplo para afirmar que sin la complicidad del Poder Judicial, "no podrían haberse consumado los atropellos, las entregas y las desgracias sobre tantos argentinos".

"Si pudieran prohibir la letra 'K' del abecedario, lo harían", aseveró Cristina Fernández de Kirchner para el posterior cántico masivo: "Macri, basura, vos sos la dictadura", y pareciera que fue la antesala de lo que vendría en el discurso.

Luego de hablar sobre las persecuciones a los opositores en épocas de dictadura, comentó: "Adentro de este edificio (señalando los Tribunales), en algún despacho, en algún cajón, en algún basurero, está la causa de apropiación ilegítima de Papel Prensa", frase que desató otro canto: "El que no salta, es de Clarín".

"Durante el último Golpe de Estado", informó: "Los trabajadores organizados participaban del 50% del PBI interno y la deuda externa era tan baja que no implicaba condicionamiento", como marcando un paralelismo histórico.

El final

Sobre el tramo final del discurso, Cristina expresó: "Por mí no se preocupen. Renuncié a tener fueros, no los necesito, tengo los fueros del pueblo", con la posterior ovación. Dijo que "no se trata de volver", sino que "se trata de ustedes", y además, sentenció: "No podemos permitir un retroceso como el que hemos vivido en otras oportunidades".

Comentó las "situaciones similares que se viven en la región" (tocando sobre todo el caso de Brasil), se preguntó, "¿qué es eso de que ahora no se puede militar en la Argentina?", y con el cántico al unísono de "678" de fondo por parte de la gente, aclaró: "Lo que quiero recuperar es la libertad".

"La libertad de volver a soñar, porque para soñar y realizar, tenemos que tener libertad. Libertad para volver a crecer, a trabajar", dijo Cristina y pidió casi suplicando: "Necesitamos que vuelvan a cuidar de los argentinos". Despegándose de toda cuestión política, afirmó: "No se hagan ningún problema por mí, no les tengo miedo, ya he sido honrada con el voto de ustedes".

Sobre el final todo fue pura emoción, y éstas fueron sus últimas palabras antes de bajar del escenario para saludar, como siempre, como lo hizo Néstor también, a la multitud, mientras de fondo sonaba 'Juguetes Perdidos' de Los Redondos: "Respeto la voluntad popular. Pido a los gobernantes que respeten esa voluntad popular. Los quiero mucho (mientras el sol asomaba entre los nubarrones). Salió el sol finalmente. El sol siempre sale, aún cuando más nublado parezca, el sol siempre está".

fuente : DiarioRegistrado






Visto 476 veces